Un aborto es la terminación de un embarazo de forma prematura (hasta la semana 22 de gestación), pudiendo ocurrir de forma espontánea (por causas naturales) o de forma inducida a través de un procedimiento médico.