Son todos aquellos comportamientos o actitudes que manifiestan odio, miedo, aversión o rechazo hacia la bisexualidad. Aunque en muchas ocasiones todas estas manifestaciones las engloba el término «homofobia«, la comunidad LGTBI utiliza la palabra bifobia para mostrar todos los prejuicios que existen, concretamente, sobre esta orientación sexual.

Algunas manifestaciones habituales de la bifobia pasan por la negación de su existencia, o decir que es propio de personas viciosas, infieles, inestables, confundidas, o promiscuas. La bisexualidad está llena de prejuicios y se denuncia que es una orientación que sigue sin ser tomada en serio por la sociedad.

Fruto de ello son las dificultades que siguen teniendo actualmente las personas bisexuales a la hora de hablar abiertamente sobre su orientación, temiendo el rechazo que pueden sufrir, tanto por parte de sus familias como por parte de las instituciones.