Infección causada por un hongo (cándida albicans) que puede brotar en varias partes del cuerpo, pero la más común se da en la zona genital. Afecta a las mujeres en mayor medida, aunque también ocurre en hombres (generalmente por contacto sexual sin protección con una mujer que tenga la infección). Los síntomas comunes son la irritación, picazón y ardor en los genitales, enrojecimiento e inflamación de la zona, secreciones espesas y blanquecinas, y dolor y molestias al orinar o al tener relaciones sexuales.

La candidiasis se genera cuando se desequilibra el nivel bacteriano normal de la zona, provocando el crecimiento excesivo de la levadura u hongo. Esto puede ocurrir por la toma de antibióticos, por el consumo de algunos anticonceptivos hormonales, por tener algún problema inmunitario, o en enfermedades como la diabetes. El embarazo también puede favorecer su crecimiento.

El diagnóstico de la candidiasis debe hacerlo un profesional sanitario, y aplicará tratamiento con medicamentos o lociones antifúngicas para su curación total.