Es el fluido producido por el aparato reproductor masculino y expulsado por la uretra durante la eyaculación. Es de color blanquecino y de textura espesa, y está compuesto de plasma seminal y espermatozoides.

También se conoce bajo el nombre de «semen». El hombre comienza a producirlo desde su pubertad (entre los 10 y 15 años de edad). El esperma se forma del conjunto de secreciones de diferentes glándulas del aparato reproductor.

De toda la cantidad de semen expulsado, el 2% corresponde a los espermatozoides y otras células producidas en los testículos. El resto del líquido (plasma seminal) corresponde a secreciones de la próstata, glándulas de Cowper, vesículas seminales, el epidídimo, y las glándulas uretrales; aportando nutrición a los espermatozoides, regulación del pH, y lubricación suficientes para fecundar al óvulo.