No es lo mismo referirse al sexo que al género. El término «sexo» diferencia únicamente a hombres y a mujeres en función de sus características biológicas y físicas.

Sin embargo, el término «género» se refiere a todas aquellas construcciones culturales y sociales que definen cómo deben ser los hombres y cómo deben ser las mujeres, estableciendo diferencias sobre cómo deben comportarse, cuáles son sus funciones y roles que deben representar en la sociedad, etc.

Es decir, desde los sexos hombre o mujer, el género determina lo que se espera y se permite que sean los hombres o las mujeres. Mientras que «hombre-mujer» son categorías referidas al sexo, «lo masculino-lo femenino» determina el género.

La «teoría sexo-género» fue difundida y aprobada por las ciencias sociales en el siglo XX, a raíz de los estudios y teorías feministas. Fue creada para demostrar que el género se construyó para diferenciar aún más a hombres y mujeres, aspecto que dificulta el logro de la igualdad.