Es un método hormonal de larga duración, dependiendo la marca puede ser efectivo durante de 3 a 5 años. Es un tubo que está hecho de silicona y en su interior contiene un polímero junto con la carga hormonal. Se coloca debajo de la piel, generalmente en el brazo y es así como éste tubo podrá ir liberando cierta carga hormonal día a día.

El implante puede contener las hormonas enotonorgestrel o levonorgestrel. En ambos casos van a actuar de las siguientes dos maneras:

  1. Evita que la mujer ovule, por lo tanto no hay días fértiles. El ovario no liberará al óvulo mientras que el implante esté colocado y no haya pasado su tiempo de caducidad.
  2. Espesa la mucosidad alrededor del cuello uterino, lo que hace que sea difícil para los espermatozoides llegar al útero.