Término médico para nombrar las menstruaciones muy abundantes, intensas o prolongadas. No se trata de sangrados menstruales normales, sino excesivos. Es necesario acudir a consulta médica por diagnóstico y tratamiento.