Se trata de anticonceptivos orales que contienen dos hormonas sintéticas: estrógeno y progesterona. Se trata de un anticonceptivo seguro de ingesta diaria, que generan cambios en el organismo para evitar un embarazo.

Diferentes píldoras combinadas contienen diferentes dosis de hormonas, pero en general, evitan que los ovarios liberen un óvulo, también provocan cambios en el moco cervical y en el endometrio para evitar la fecundación.

Se toman diariamente durante 21 y posteriormente se suspende su ingesta durante 7 días, para completar un ciclo de 28 días. En los días de «descanso» habrá un sangrado, se inicia un nuevo paquete al siguiente día después de estos 7 días. Es importante que los anticonceptivos hormonales sean recetados por personal médico.